mascarilla-aceite-de-oliva-cabello-blog-beleza

Mi cabello es quizás una de las áreas que más he descuidado a lo largo de los años. Me lo he teñido de todos los colores posibles desde los 16 (la mayoría de veces yo sola y con resultados cuestionables); nunca le aplico tratamientos, no lo despunto regularmente, y la mayor parte del tiempo lo someto a una apretada moña que no lo deja ni respirar. 

Aún así, me considero muy afortunada ya que a pesar de toda la negligencia, siempre ha sido relativamente sano. Hasta ahora. Supongo que al igual que el resto de mí, a medida que me acerco a los 30 los signos de la edad se empiezan a notar. Finalmente mi pelo me ha estado pasando la cuenta al punto que por fin decidí empezar a tratarlo con cariño.

Un remedio clásico y sencillo

Como soy nueva en esto, he estado investigando tratamientos caseros sencillos, ideales para principiantes en la materia como yo. Fue así que di con el aceite de oliva. Aparentemente, este es un ingrediente clásico, que se ha usado por muchísimos años para el cuidado del cabello. Como era tan sencillo y ya estaba en mi cocina, decidí probarlo y compartirte mis resultados.

Cómo aplicarlo

Realmente no se pone más sencillo que esto. Solo tenés que tomar un poco de aceite entre tus manos, frotarlas para que se caliente un poco e irlo distribuyendo por todo el cabello (seco y sin lavar). Yo lo hago de abajo para arriba porque es en las puntas donde está el principal daño. Una vez que tengás todo el cabello cubierto, podés hacer un suave masaje en el cuero cabelludo, igual que lo harías cuando te lavás con champú. Por último, te recomiendo envolver tu pelo en una gorra de baño o una toalla para que se caliente; aparentemente el calor es el que hace que el aceite penetre y haga su trabajo. Tratá de dejarlo el mayor tiempo posible, mínimo una media hora y luego lavalo como normalmente harías.

Rehabilitación paulatina

Puede que tras la primera aplicación no veás un gran cambio (a mí me pasó), pero si lo hacés regularmente créeme que vas a empezar a ver los resultados. Yo por ejemplo, lo aplico los fines de semana en la mañana por un par de horas mientras desayuno, leo o arreglo. El resultado me tiene sorprendida. En más o menos 3 semanas mi cabello se mira mucho más vivo, brillante, sedoso y manejable. Es como haber retrocedido en el tiempo y tengo la sospecha que puede mejorar todavía más. 

Lo mejor de todo es que el aceite de oliva es súper fácil de conseguir (si no es que ya hay en tu casa) y solo se necesita una pequeña cantidad aún en un cabello largo. Quién lo diría: algo tan sencillo y yo nunca lo había probado. 

Espero que este post te haya gustado y que me dejés un comentario para saber si ya sabías acerca del poder del aceite de oliva para restaurar el cabello, o si también lo estás descubriendo hasta ahorita. Como siempre, muchas gracias por estar aquí y que la fuerza te acompañe. ¡Hasta la próxima!

tratamientos-aceite-de-oliva-cabello

tratamiento-casero-aceite-de-oliva-cabello

mascarilla de aceite de oliva para el cabello

dream-life-factor-blog-belleza

beneficios-aceite-de-oliva-cabello

mascarilla-aceite-de-oliva-cabello-sano

tratamiento-casero-cabello-brillante-blog-belleza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *