como-tomar-control-de-tu-vida-y-lograr-tus-metas

Todos tenemos sueños pero no todos sabemos cómo hacerlos realidad. Creo que uno de los principales problemas es que los sueños son una cosa abstracta, algo lejano que está ahí siempre como al final del arcoiris con un rótulo de “algún día”. Por eso, he estado haciendo un experimento que hoy te quiero compartir y que espero que te ayude a tomar control de tu vida y lograr tus metas. 

Transformá tu sueño en una meta

El primer paso, es tomarte en serio tu sueño. Nada es lo suficientemente loco, en serio. Lo importante es imaginártelo bien, para pasar de lo abstracto a lo concreto. Si te sirve, podés ponerlo por escrito. Hay algo que cambia en nuestro cerebro cuando pasamos de solo pensar en algo a leerlo. 

Ahora que lo tenés super claro, solo tenés que dividirlo en pedazos pequeños. No importa si no podés dibujar un plan exacto; en la vida nada es exacto. Lo importante, es encontrar el comienzo. Es igual que desenredar un nudo. No tenés que saber exactamente qué movimientos hacer antes de empezar; solo tenés que encontrar el inicio e ir decifrando el resto a medida que avanzás.

La motivación no es suficiente

Una vez que decifraste el comienzo, viene la parte más dura: no detenerte. La motivación es útil para arrancar pero no para sostenerte a largo plazo. Así que tenés que estar claro de que tenés que trabajar en tus metas todos los días del mundo (aunque sea unos pocos minutos al día), especialmente cuando no querés.

¿Por qué? Porque ese “no querer” no es más que tu subconsciente tratando de sabotearte por miedo a fracasar. Esa es la prueba de fuego, y la vas a enfrentar cada vez que te toque hacer algo que te da miedo. Pero creeme, te vas a sentir increíble cada ves que lo logrés superar. Eso se llama disciplina.

“La disciplina es hacer lo que sabés que tenés que hacer aún cuando no querés hacerlo”.

 

Remente: Una herramienta que te va a facilitar el trabajo

Por último, quiero compartirte un vídeo que hice acerca de una aplicación que me ha ayudado muchísimo los últimos meses. Se llama Remente y está diseñada para ayudarte a dividir tus metas en pasos alcanzables. Es una forma muy práctica de recordar lo que tenés que hacer y de visualizar qué tando has avanzado. Además que su logo es un adorable buhito que es también mi animal espiritual… pero eso ya es tema para otro post. 😅🦉#NotSponsored

No olvidés dejarme un comentario para saber qué te pareció este post y si te gustó el vídeo y querés que haga más, suscribite al canal de YouTube aquí. También te dejo los enlaces de descarga de Remente para iOS y Android por si te animás a probarla. 

Como siempre, muchas gracias por estar aquí y que la fuerza nos acompañe a todos. ¡Hasta la Próxima!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *