secretos-depilacion-laser

La depilación láser es uno de los métodos más comunes hoy en día y es fácil ver por qué es tan popular. Es relativamente indolora y permanente, lo que la hace una opción muy tentadora en comparación a la cera, cremas, pinzas y rasuradoras.

Hace mas o menos un año decidí iniciar varios tratamientos de depilación láser porque soy demasiado alérgica a la rasuradora y demasiado perezosa para los demás métodos. Ha sido un viaje largo (más de un año), con altas y bajas y algunas sorpresas.

Por eso, quiero compartirte mi experiencia y las 6 cosas que hubiera deseado saber antes de comenzar mis tratamientos.

outfit-verano-dream-life-factory

Pero antes, un disclaimer

No quiero entrar en materia sin aclarar que el tema de la depilación (con láser o cualquier otro método) debe ser algo estrictamente personal. Por favor, no pensés que debés hacerlo para complacer o gustarle a nadie. Mucho menos, porque alguien te haya dicho que “lo necesitás”. Hacelo porque te gusta a vos, porque es algo que querés para vos misma. Solo así tendrá sentido y valor verdadero. Y luego de la cláusula feminista y empoderadora, podemos entrar en materia. 😉

depilacion-laser-blog-belleza

depilacion-laser-belleza-consejos

Depilación láser 101

#1. Cómo funciona

Debo confesarte que antes de mi tratamiento jamás me di a la tarea de investigar cómo es que funciona realmente. Muy mal hecho de mi parte. Así que para que no te pase, te explico muy rápidamente:

Resulta que las células madre que hacen que se produzcan los vellos, no son la “raíz” que ves cuando sacás un vello con una pinza, sino que están en la piel, al fondo del folículo. Es por eso que aún cuando te depilás con cera, el vello vuelve a crecer.

En cambio, el láser entra en contacto con la melanina del vello y lo calienta. Al calentarse tanto, la raíz del vello destruye las células madre del folículo. Es por eso que sus efectos sí son permanentes después de hacerlo varias veces.

#2. No es para todo el mundo

Un dato muy importante que tiene que ver con lo anterior, es que un elemento fundamental para la depilación láser es la melanina. Esta es la sustancia que le da color al vello. Es decir, si tus vellitos son rubios, pelirrojos o canosos, muy probablemente el láser no vaya a hacer efecto, o al menos no el mismo. Por eso es importante que antes de iniciar cualquier tratamiento te hagan una evaluación y sea el especialista quien determine si sos o no una buena candidata. 

#3. Número de sesiones

El tratamiento de depilación láser debe hacerse por sesiones. Esto es importante porque si te sobre expusieran al calor probablemente te quemarías. Las sesiones deben hacerse aproximadamente cada 6 semanas para dar chance a que el vello vuelva a crecer y pueda cumplir su función de calentador.

El número de sesiones va a depender mucho del color y grosor de tu vello. Contrario a lo que yo pensaba, aprendí que mientras más grueso el vello, mejor. En promedio se necesitan entre 4 y 6 sesiones para empezar a ver resultados.

#4. Qué se siente

En mi experiencia, no puedo decir que la depilación láser sea dolorosa. Al menos no como la cera. Antes de cada sesión, te piden que te rasurés por completo el área. Si lográs hacerlo a la perfección, no sentirás más que calor por unos segundos. El problema es cuando te quedan algunos vellitos en áreas más difíciles de rasurar. En esos casos sí sentirás un tirón, como el de una pinza, además del calor.

#5. Qué hacer antes y después

Hay dos puntos fundamentales para que el tratamiento funcione. El primero, es que tenés que dejar de depilarte con ceras, cremas o pinzas el área donde te harás el tratamiento al menos 6 semanas antes de comenzar. Esto es para que el vello se fortalezca, lo cual parece contradictorio pero tiene que ver con el punto anterior.

Lo segundo y quizás todavía más importante, es que debés protegerte del sol. Al menos 15 días antes y después de cada sesión deberás evitarlo y usar protector de alta cobertura. De igual manera, deberás evitar acudir a la sesión si estás muy bronceada porque correrás el riesgo de sufrir quemaduras o irritaciones muy feas.

#6. Qué pasa después 

Luego de cada sesión, notarás que el vello crece un poco más lento. Una vez que esté largo, verás que se empieza a desprender de forma irregular. Esto es perfectamente normal. De hecho, al principio te verás como con “parches” calvos jajaja pero te podés rasurar y no pasa nada. Esto comienza a mejorar a partir de la tercera sesión más o menos. Solo tenés que tener paciencia. 

En conclusión

La depilación láser es un procedimiento largo, que requiere de mucha paciencia. También es algo caro, aunque en mi opinión es como una inversión a largo plazo.

Como dije anteriormente, no es para todo el mundo. Así que espero que luego de leer este post, estés mucho más clara y tengás mejores elementos para decidir si es o no para vos. 

No olvidés contarme qué te pareció el post y qué otros temas de salud y belleza te gustaría ver por acá. ¡Hasta la próxima!

fashion-blogger-casco-antiguo-panama

` `